Páginas

26 de septiembre de 2015

Mi afición por la Carpintería

Como empezó todo...no lo sé, no lo recuerdo con certeza... ni cuando. La realidad es que un día me vi cortando madera y uniendo pedazos hasta formar algo, sólo algo. De ahí el resto ha sido una serie de experimentos (muchos fallidos) y logros a través de los cuales he aprendido lo poco/mucho que sé de Carpintería y que me ha servido no solo de oficio, sino de distracción, desahogo y afición.



Esta actividad me ha ayudado sin querer a no perder mis pocas habilidades matemáticas, aritméticas y geométricas ya que son esenciales para la creación de cualquier proyecto de Carpintería. Sumas, restas, multiplicaciones y - mas que nada - fracciones... esas odiosas